Crónicas Rap Rock

Cuatro días en Viñarock

Villarrobledo, Albacete. 25 grados y más de una hora para trasladar todas las cosas del coche a la tienda, esa que aún había que montar. Todo estaba ya lleno de puestos de comida y de ropa hippie.

Era miércoles, y Valira abría el festival. Era su primera vez en el festival y estrenaban disco. No tuvieron ningún problema en llenar el recinto, ya que su cantante era famoso por haber pertenecido al grupo La Raíz. Ese mismo día, pudimos contar con La Pegatina, un grupo que es una fiesta asegurada, a pesar de la lluvia que les acompañó durante todo el concierto.

Al día siguiente, Lágrimas de Sangre inundó Viñarock con su rap combativo. Este año, la organización decidió que ocuparan uno de los escenarios principales del festival, aunque estos fueran de rock, al igual que hicieron con SFDK. Esto se produjo por la inmensa mayoría de gente que acude a sus conciertos, gente que ya no cabe en los escenarios más pequeños de rap y reggae. Más tarde, Talco repasaba su ya conocido repertorio en italiano. Esa misma noche, acabamos con el concierto de Desakato, grupo en el que uno de sus cantantes siempre se tira al público y avanza entre las manos de la multitud.

El penúltimo día, el calor seguía arropando Villarrobledo y aún quedaban muchos conciertos por ver. Entre ellos el de Berri Txarrak, caracterizado por ser su concierto de despedida. Ese día, Kaotiko  también se subió al escenario y aunque estrenaban disco, la multitud solo se manifestaba en sus canciones más antiguas. Los Mojinos Escozíos, en plena tarde dieron un concierto con espectáculo incluido que no dejaba indiferente a nadie al escuchar sus estruendosos eructos, posiblemente los más largos que cualquiera hubiera  escuchado nunca. Más tarde, El Reno Renardo cantaba sus famosas canciones versionadas con las que era imposible no sacar alguna sonrisa. A la par, Ayax y Prok rapeaban sus más conocidas canciones y llenaban la campa de su escenario. Desgraciadamente, los cámaras que retransmitían el concierto no estaban muy a su favor y no se podían ver sus emociones en la cara tan características al cantar. Ese día, La M.O.D.A.  fue cabeza de cartel, además de ser el primer concierto que daban en todo el año y contar con la colaboración especial de Juancho Marqués al cantar por primera vez juntos en concierto “Nos vamos a comer el mundo”. En las pantallas se podían ver como a algunos fans se les escapaba la lágrimilla al ovacionarles.

View this post on Instagram

❤️ @ViñaRockOficial

A post shared by La M.O.D.A. (@lamaravillosaorquesta) on

Llegó el último día, con muchas ganas, con mucha pena también. Sentimientos contradictorios al querer dormir por fin en tu cama, pero a la vez querer estar en ese festival tres meses más. Pero solo quedaba esa noche, ya se descansaría al día siguiente. La Fuga nos recordó todas las canciones míticas de uno de los grupos de rock españoles más conocidos. Y por la noche, llegó Ska-P. Tras años sin dar conciertos, pero tras haber sacado nuevo disco, estaban ahí, dando todo de sí mismos como el primer día.

¿Lo más característico de Viñarock? Los pogos. Cuatro días de incalculables pogos que al año que viene se volverán a repetir en su XXV aniversario y que anuncian un festival con muchas sorpresas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.