Pink Tones llena de magia y rock and roll el teatro Nuevo Apolo

Pink Tones llena de magia y rock and roll el teatro Nuevo Apolo

La banda “Pink Tones” llenó por completo el Teatro Nuevo Apolo de Madrid  ofreciendo  un espectáculo en directo único e inigualable.

El concierto

Pink Tones llevó a su equipo al Teatro Nuevo Apolo de Madrid para hacer disfrutar al público de una larga serie de temas y varios éxitos muy conocidos. La banda, después del gran éxito en 2018, regresó para continuar con su gira Welcome to the Machine Tour 2019.

El público esperaba ansioso que apagasen las luces y subiera el telón del escenario. De un momento a otro, la banda se dejó ver entre sombras y la gente empezó a silbar y aplaudir de forma efusiva. Ahí estaban. Pink Tones, con sus dos guitarristas delante, el batería detrás a la derecha y el que maneja el  teclado a la izquierda. También estaban presentes las dos mujeres coristas, colocadas en una especie de altar al final del escenario. Empezaron a bailar lentamente y los instrumentos empezaron a sonar. De fondo, un gran reloj que se dejaba ver gracias a todas las luces que iluminaban el escenario, algunas de forma de estrella.

La banda se estrenó con la canción Time, uno de los grandes éxitos de Pink Floyd del álbum The Dark Side of the Moon. El público aplaudió durante varios trozos de la canción y el grupo dio por inaugurado su espectáculo, un espectáculo en el que cada canción crea un clima personal con numerosas luces y escenarios diferentes.

El guitarrista principal pasaba de cantar y tocar con su guitarra a colocarse en el medio del escenario con una pequeña mesa incorporada por un teclado. A esa especial noche madrileña no pudo acudir el saxofonista del grupo Pipo Rodríguez a causa de una rotura de brazo, como explicó el vocalista Álvaro Espinosa. En su lugar acudieron los guitarristas presentados como Yoyo y Alberto quienes lograron estar al nivel del grupo.

Cabe destacar las interpretaciones de las canciones Echoes, Breathe Reprise y Shine of your crazy Diamond entre otras. El grupo invadió el teatro con su música y el público no perdía detalle. Todo el mundo estaba atento a la gran interpretación de un Pink Floyd reencarnado.

El público disfrutó de una velada llena de rock and roll y espectáculo, con mucho dinamismo en las actuaciones ya que en algunas canciones se iban algunos integrantes del grupo y de repente volvían a aparecer. A raíz de esto debe hablarse de la canción The great Gig in the Sky, la cual empezó con una demostración del talento y chorro de voz desprendido por una corista integrante del grupo. Cogió las riendas del show y se hizo con la canción para después dar paso a la banda. El público la aplaude eufórico y continúa el espectáculo.

Algo característico en Pink Tones, además de la puesta de escena, es la combinación entre los temas que cantan los artistas y los momentos melódicos que ofrecen sin decir ni una palabra. Los instrumentos tienen mucha importancia en su concierto y permiten deleitar al público con su acústica, patrocinando un concierto muy completo y variado para que el público no desconecte ni un segundo.

A la mitad del concierto, suenan unos acordes para dar pie a otra canción. Se trata de un tema que parece que los asistentes han esperado con ansia. Hablamos de Wish you were here, traducida como “Ojalá estuvieses aquí”. Fue un éxito de Pink Floyd con el que consiguieron mucha fama y el público en el Teatro Nuevo Apolo pareció tener mucho aprecio a dicho tema ya que no pararon de aplaudir y chillar durante toda la canción y fue la más alabada del concierto. Además, pusieron de fondo un retrato en blanco y negro de los integrantes de la banda británica como recuerdo y admiración.

También sonó el tema Have a Cigar, y dos temas muy presentes en el recorrido musical de Pink Floyd conocidos como The Wall  y Dark Side.

En definitiva, Pink Tones desbordó energía y arrasó entre el público presente. Tras casi tres horas de concierto impresionaron con su música y la interpretación de cada miembro del grupo. Podía observarse cómo vivían cada tema y el sentimiento que le ponían era indudable. La escenografía impecable con muchos cambios y ayudaba a dar énfasis a las canciones.

Pink Tones continuará su gira derrochando talento. A pesar de tener muy presente a Pink Floyd, han conseguido diferenciarse. Ellos mismos lo dicen:

“No nos sentimos un grupo tributo, y al igual que una filarmónica interpreta Mozart, nosotros interpretamos Pink Floyd”.

Quiénes son Pink Tones                                                                   

La banda está formada por el guitarrista y vocalista Álvaro Espinosa, el batería Toni Fernández, Nacho Aparicio quien maneja los teclados, el saxofonista Pipo Rodríguez  y Edu Jerez como última incorporación para hacerse cargo de las melodías además de ser guitarrista, compositor y productor. También el grupo cuenta con unas coristas llamadas Cristina López  y Suilma Aali.

Este grupo es conocido además de por sus casi 15 años de trayectoria dando conciertos en diferentes lugares de España y otros países, por su afán de interpretar la música de una de las bandas más innovadoras y revolucionarias en su tiempo llamada Pink Floyd. Además de revivir los temas de la banda británica, el grupo ha conseguido crear su sello personal y ofrecen un espectáculo cargado de emoción con una puesta en escena muy trabajada. Siempre han declarado que tienen pasión por Pink Floyd y resumen así su música:

“Queríamos crear un espectáculo que reviviera la magia de los shows de Pink Floyd y un sonido más exacto posible a los discos que escuchábamos en casa”.

Leyre Esparza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *